Gran empate del primer equipo femenino contra el Canillas

El pasado domingo, el primer equipo femenino del Juventud URJC de Móstoles se enfrentaba al C. D. Canillas —club famoso porque es en el que juega el hijo de Mourinho, cuya colaboración empieza a rozar tíntes legendarios—, un partido complicado por la buena racha que llevaban los locales, y por la dificultad que todos los equipos están encontrando para puntuar fuera de casa.

Foto del once inicial el pasado domingo.

Sin embargo, las mostoleñas rindieron a un gran nivel, en el que seguramente sea su mejor partido en mucho tiempo. El buen trabajo en los entrenamientos, el esfuerzo y la calidad de la plantilla empieza a verse reflejado en los resultados. Hay que valorar también el estado de un terreno de juego que se adapta perfectamente a nuestro juego: pequeño, con un cesped nuevo y cuidado, en el que el balón es más fácil de controlar.

Ahora toca seguir trabajando, para evitar sufrir tanto como el año pasado a final de temporada. El próximo partido es en casa contra el Atlético Torrejón de Ardoz, que se encuentra con 8 puntos (1 más que nosotras), un partido que tenemos que tratar de ganar por todos los medios para seguir alejándonos de la parte de abajo.
A continuación, la crónica publicada en la web oficial del Juventud URJC de Móstoles, en la que se dan más detalles del partido, y de la espectional actuación de la portera Crispy. ‘Un valioso empate en Canillas’. Además, una galería con fotos del encuentro.
El primer equipo femenino se enfrentaba a un reto complicado en la visita al Canillas, un equipo invicto que sumaba tres victorias y un solo empate. A pesar de la dificultad de la empresa, las jugadoras del Juventud URJC lograron un importante empate que les asienta en la zona tranquila de la clasificación.

El equipo dirigido por Juan Carlos Valdeón comenzó el partido con una intensidad que empujaba al Canillas contra su propia portería. El centro del campo de las mostoleñas dominaba el partido: Ferreira destruía el juego rival mientras Noelia y Babi lanzaban contras con velocidad y mucha precisión, aunque sin crear peligro. Minuto a minuto el control del Juventud URJC se hacía más manifiesto, y rondando el 20 de la primera parte, coincidiendo con la visita de la lluvia, Babi culminaba el trabajo realizado hasta ese momento con un gran gol, tras una jugada individual en la frontal del área: la número 5 del Juventud mostró toda su calidad en un gran control que dejó ‘sentada’ a su marcadora y con un disparo ajustado que se hizo imposible para la portera del Canillas.

Ahí comenzaron los mejores minutos de las mostoleñas, con varias jugadas de gran belleza y calidad. La intensidad defensiva se mantenía mientras en ataque el peligro se intuía en cada posesión. Solo el buen hacer de la defensa del Canillas —mención especial para su portera, muy segura durante toda la mañana— evitó que Susi, espectacular todo el partido, aumentase la diferencia en el marcador.

A la media hora de partido el Canillas comenzó a tomar el control de la situación, pero el Juventud se defendía como un bloque y evitaba los sufrimientos. Laura y Torres, con las ayudas de las interiores Sara y Patri cerraban las bandas, mientras que Pati y Elena despejaban todo balón que se acercaba a su área.

Sin embargo, una lesión de Pati, que estaba completando un partido sin mácula, le obligaba a dejar el campo en el minuto 37. En su lugar entraba Carmen y el equipo mantenía su estructura. La lesión y el cambio enfriaron un poco a las chicas del Juventud, que se echaron demasiado atrás. De hecho, en un balón parado el Canillas anotó un gol, que fue correctamente anulado por un claro fuera de juego. A pesar de todo, el equipo —que se empezaba a refugiar en su portera, Crispy— fue capaz de aguantar la ventaja hasta el descanso.

En la reanudación el partido se abrió, y los equipos atacaban más que defendían. Por el lado mostoleño, Patri se encargó de llevar el peso de los ataques, con varias jugadas por banda espectaculares con posteriores centros que no encontraron rematador. El Canillas se refugiaba en tiros desde fuera del área de mucho peligro, y ahí emergió la figura de una imperial Crispy. La portera del Juventud URJC dejó varias paradas para el recuerdo, en el que quizá haya sido su mejor partido con la casaca roja. La primera, una gran mano abajo a la esquina derecha, cuando el Canillas ya casi cantaba el gol.

En el minuto 50 comenzaba el carrusel de cambios de ambos equipos. Por el Juventud, Patri, que hizo un trabajo enorme tanto en ataque como en defensa, dejaba su plaza a la goleadora Fati, que desplazaba a Susi a la banda derecha. Pocos minutos después Natalia entraba por Babi, mientras que Sara dejaba su lugar a Nerea. La número 2 se ponía por la derecha y Susi volvía a modificar su posición, pasando a la banda izquierda.

El Canillas, impulsado por su público, comenzaba a apretar, en los que fueron los peores minutos del Juventud. A la contra, por alto, por bajo, y sobre todo a balón parado los remates de las locales se sucedían. Solo Crispy, con varias paradas espectaculares, y con gran seguridad en los balones aéreos, evitó el empate. Sin embargo, tanto va el cántaro a la fuente… que en un saque de esquina en el minuto 20 de la segunda parte el Canillas lograba su gol.

El empate no amedrentó a las huestes de Juan Carlos Valdeón, que poco a poco fueron recuperando sensaciones, para acabar encadenando jugadas de peligro los últimos 20 minutos. Se mostraba especialmente activo el costado izquierdo de las mostoleñas, donde Susi y Fati sucedían sus cabalgadas. Especialmente destacada fue una ocasión provocada por un espectacular pase de Natalia para Susi, y que la defensa salvó en el último segundo cuando la 26 del Juventud ya buscaba el pase de la muerte para Fati.

En defensa Torres fijaba a su par, Carmen y Elena recuperaron el control del centro de la retaguardia, y Laura apagaba los fuegos que aparecían, fruto del cansancio del equipo. Los últimos minutos, ya muy trabados, dejaron una última gran parada de Crispy, que voló para salvar un balón que se iba a la escuadra, ya en tiempo de descuento.

Al final, un empate bueno para el primer equipo femenino del Juventud URJC, dada la importancia de puntuar fuera de casa, especialmente en campos complicados como el del Canillas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s