Para reflexionar sobre Charlie Hebdo

París se encuentra sumido ahora mismo en una auténtica locura. Es imposible sacar conclusiones ahora mismo sobre islamismo, religión, libertad de expresión, seguridad o lo que sea.

Sin embargo, en las últimas horas he encontrado en las redes sociales unos cuantos artículos interesantes que ayudan a darle contexto a lo ocurrido.

Manifestación en Madrid tras el atentado contra la revista francesa Charlie Hebdo. Imagen de Stephan M. Grueso / @fanetin

Manifestación en Madrid tras el atentado contra la revista francesa Charlie Hebdo. Imagen de Stephan M. Grueso / @fanetin

¿Todos somos Charlie Hebdo?
Javier Pérez de Albéniz explica en El Descodificador la hipocresía de muchos medios (ABC, La Razón…) que se han apuntado a defender la libertad de expresión de Charlie Hebdo. Una defensa que no llevaron a cabo en casos similares, pero de signo contrario, como pudo pasar con Revista Mongolia.

“O tienen un concepto muy relativo de la libertad de expresión. O solo ven amenazada la libertad de expresión cuando hay muertos”.

La firma de Angels Barceló
En la misma línea, la directora de Hora 25 denunció el 8 de enero la hipocresía de muchos medios, en un audio de dos minutos.

“Defienden la libertad de expresión los mismos que han aprobado una Ley Mordaza que limita derechos fundamentales”.

Je ne suis pas Charlie (Yo no soy Charlie)
El artículo que más me ha hecho reflexionar está escrito por José Antonio Gutiérrez Dantón (desconozco quién es). El autor critica el contenido de la revista, sus ofensas, sus estereotipos y sus odios. La clave, en una frase:

¿Qué ocurriría si yo hiciera ahora una revista cuya portada tuviera el siguiente lema: “Matanza en París. Charlie Hebdo es una mierda: no detiene las balas” e hiciera una caricatura del fallecido Jean Cabut acribillado con una copia de la revista en sus manos? Claro que sería un escándalo: la vida de un francés es sagrada.

El derecho a blasfemar
Miguel Ángel Presno Linera explica en eldiario.es que en una sociedad democrática avanzada la defensa de derechos como la libertad de expresión e información no puede supeditarse a su conformidad con las ideas y opiniones mayoritarias o socialmente aceptadas. Una visión más seria sobre la libertad de expresión.

“La defensa de derechos como la libertad de expresión e información no puede supeditarse a su conformidad con las ideas y opiniones mayoritarias o socialmente aceptadas”.

Los límites del humor
Un clásico: una viñeta de ‘¡Caramba!’ sobre los límites del humor. ¿Por qué unos chistes son tolerables y otros no?

“Al final, ofenderse por un chiste equivale a no saber despejar su incógnita. A no entenderlo”.

Anuncios

  1. Pingback: La ouija de As, entre el esperpento y la genialidad | Desde la verbena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s