“Zapatero, vete a tomar por culo”

Pedro Sánchez no está teniendo un principio de año fácil. Las encuestas no acaban de quererle, Susana Díaz le toca las narices, los barones no acaban de hacerle caso, se pierde en Washington (le puede pasar a cualquiera) y un rector se ríe de él, Pablo Iglesias le insulta… Lo dicho, situación nada agradable.

Por si fuera poco, ahora llega Zapatero, del que no hemos sabido nada desde que dejó la presidencia, salvo un rato en el que vino a hablarnos de su libro, como si a alguien le interesase lo que puede escribir ese hombre. Reaparece ahora, en el comienzo de un año clave para el PSOE (Elecciones municipales, autonómicas y generales a lo largo del curso), para echar más leña al fuego. Se reúne con los enemigos Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en casa de Bono; dice que se debe apoyar al secretario general, PERO…; mostró su apoyo a lideresa andaluza; y trató de justificar sus errores, por si se nos habían olvidado.

Zapatero no tiene un público fiel. No es como otros expresidentes, como puede ser el caso de Felipe González o José María Aznar, que pese a lo que puedan haber robado, los graves errores que hayan cometido o lo mucho que se hayan vendido a empresas privadas, siguen movilizando a un montón de gente. Por lo tanto, su vuelta ahora a los terrenos de juego solo puede entenderse como un intento por completar su objetivo de acabar con el PSOE.

Entrevista a José Luis Rodríguez Zapatero en la Cadena Ser.

Entrevista a José Luis Rodríguez Zapatero en la Cadena Ser.

Como dicen los sabios chinos, cada problema, cada crisis, es una oportunidad, y esa es la situación de Pedro Sánchez. El secretario general del PSOE tiene un marrón encima con el expresidente, pero puede ganar muchos puntos, de una manera muy simple (sus asesores, esos que le recomendaron entrar en directo en Sálvame, que tomen nota):
Si un grupo de periodistas le pregunta qué opina de lo que está haciendo Zapatero, una simple frase puede ayudarle a romper con él y a ganar puntos entre la opinión pública:

Periodista: “Pedro, ¿qué opinas de lo que está haciendo Zapatero en las últimas semanas? ¿Crees que está tratando de perjudicarte?”

Pedro Sánchez: “Zapatero se puede ir a tomar por culo. No me preguntéis más por ese inútil”.

Dos aclaraciones: La expresión “por culo” en lugar de “por el culo” es mucho más campechana pero menos correcta lingüísticamente. En el caso de querer dar una imagen más seria puede optar por la otra opción. Y si se ve con fuerza, o está especialmente quemado, en vez de inútil puede llamarle “gilipollas”, que llena más.

En definitiva, se trata de una frase corta, sencilla y rompedora, que deja clara su posición sin mancharse demasiado. Porque a Pedro Sánchez tampoco le conviene que la gente saque a relucir sus opiniones durante la última Legislatura en la que gobernó el PSOE (Esa defensa de la reforma del artículo 135 de la Constitución no le hace ningún bien a su imagen).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s