Análisis de la política española a través de ‘Ana y los siete’

Esta semana se estrena la cuarta temporada de ‘Juego de Tronos‘, la serie estrella del momento. Aprovechando el fenómeno, en Carne Cruda juntaron a Pablo Iglesias y Tania Sánchez, para que hablaran de su libro (‘Ganar o morir. Lecciones políticas de Juego de Tronos‘) y para que comentasen las estrategias políticas aplicables a la vida cotidiana, incluyendo las similitudes entre las caras habituales de la clase dirigente y los personajes de la serie.

http://www.ivoox.com/player_ej_4318203_4_1.html?c1=ff6600

Se preguntaba después el politólogo Pepe Fernández Albertos en Twitter los motivos para hacer “sesudas lecturas” de Juego de Tronos en lugar de otras series, como puede ser Dora la exploradora. En verdad hay que decir que es fácil extrapolar los tejemanejes y las luchas de Invernalia, Poniente y demás (con ese “demás” quiero ocultar que desconozco totalmente la saga) con la situación del poder de cualquier país del mundo. Pero en el fondo cualquier serie sigue unos patrones que son extrapolables a la realidad. Ya sea una farmacia, un colegio, Springfield o la Casa Blanca, en todas hay unas jerarquías, unas relaciones, etc.

No he visto Juego de Tronos, y tampoco Dora la exploradora, por lo que para refutar mi hipótesis he querido hacer la prueba con esa prestigiosa serie de TVE que fue Ana y los siete, protagonizada por Ana Obregón, y que llegó a registrar importantes volúmenes de audiencia.

Ana y los siete

Fernando Hidalgo/PP. El padre de familia. Millonario, rico, presidente de un banco… El poder era suyo. No podía tener más similitudes con el PP.

Ana/PSOE. Pretendía mostrar una imagen juvenil, pero a la vez recatada para ocultar su pasado, pero este al final siempre estaba presente. Es como elegir a Pedro Sánchez de candidato pero tener a Felipe González y Zapatero siempre revoloteando.

Sharon/PSC. Amiga de Ana, aparecía de vez en cuando, opinaba, pero a la hora de la verdad no tenía ningún peso.

David Hidalgo/Ciudadanos. El hermano de Fernando/PP. Habían salido del mismo sitio, pero la imagen de David/Ciudadanos era mucho más moderna y atractiva. Eran distintos, pero se notaba que habían sido criados juntos.

Alexia/Podemos. Quería hacerse con el poder, destruir a Ana/PSOE, pero al final, tras hacer mucho ruido, no pudo hacer nada. Perfecta metáfora de lo ocurrido en Andalucía.

Don Nicolás/Felipe VI. El padre de Fernando/PP y David/Ciudadanos. Tenía una imagen de moderno y enrollado, había ostentado el poder (fue presidente del banco antes que su hijo), tenía el aprecio de toda la familia, pero no dejaba de ser una persona de otra época.

Fonti/Bildu. Al margen del sistema. No pegaba en ese entorno, vestía distinto, como le pasa a Bildu en el Congreso, pero era capaz de llamar mucho la atención, siendo protagonista en muchos capítulos. Trataban de prohibirle la entrada a la casa, pero fue imposible.

Nando/UPyD. Chechu (Aarón Guerrero siempre será Chechu, es inevitable) es joven, tiene ganas, quiere revolucionar el mundo, pero la realidad es que no vale nada. Su razón de ser es Fonti/Bildu. Aspira a suceder a su padre, pero la serie solo duró tres temporadas, como UPyD.

Anuncios

Un Comentario

  1. Encarnita

    Yo veo Dora la exploradora jjjj y a partir de ahora intentaré buscar esas similitudes..
    Y no vi Ana y los siete pero según lo describes,está genial la comparación…besinos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s